Ignacio de Miguel
Ignacio de Miguel
Soluciones intermedias o por hitos
Soluciones intermedias o por hitos 2
/

Parece obvio pero no lo hacemos.

No quiero parecer que parafraseo a Nardone en su planteamiento estratégico de resolución de problemas complejos. Así que hasta el próximo episodio no le voy a citar realmente (y haré referencia a su libro sobre el tema). 

Quería aprovechar hoy para comentar un camino o una estrategia para solucionar problemas, que no es exclusivo de los problemas complejos ni mucho menos, sino el resultado de cualquiera que haya experimentado las transiciones, la gestión del cambio y la aplicación de soluciones drásticas a problemas profundos. 

Cuando has hecho eso repetidas veces, y has visto cómo las personas se rebelan contra ti y tus soluciones, tienes que parar y pensar, ¿qué estoy haciendo mal?  

Como digo, sin entrar si tenemos entre manos un problema complejo, en muchas ocasiones lo que hacemos mal es pasar del problema a la solución definitiva sin pasos intermedios. 

Esto se parece en cierto modo al proceso de innovación. Innovar de golpe a partir de una gran idea no es lo más habitual. Innovar requiere seguir un camino y avanzar poco a poco. Sobre innovación en la pyme tengo una serie de contenidos que puedes encontrar en ignaciodemiguel.es (texto y audio, o mirando los episodios anteriores del pódcast). 

Para llegar a una solución definitiva normalmente es buena idea dar unos pasos intermedios. Estos pasos intermedios nos permiten dos cosas. 

Por un lado hacer una gestión del cambio más leve, con menor resistencia por parte de las personas a las que implica. Te permite incluso involucrar a las personas más reticentes al cambio en el proceso de cambio. 

Por otro lado permite reconfigurar los pasos e incluso la solución definitiva para adaptarla lo máximo posible a lo que necesitas. 

Podemos considerar estos puntos intermedios como hitos o pasos hasta llegar a la solución que queremos, o bien considerar los pasos intermedios como soluciones intermedias o imperfectas hasta que podamos ir avanzando hasta la solución definitiva. 

De cualquier forma, cada paso intermedio fijado como tal debe acercarnos de alguna forma a la solución definitiva, o no podremos considerarlo realmente un paso intermedio.  

Quiero decir, que si el paso intermedio no supone ningún cambio funcional, en realidad no estamos mejorando el problema.  

Los puntos intermedios deben suponer un cambio funcional que nos acerque de manera funcional a la solución del problema, deben afectar a cómo se comporta el problema.  

El resto de acciones intermedias, que pueden ser muy necesarias para avanzar, no deben considerarse puntos o hitos intermedios sino pasos o acciones de un continuo hasta el punto intermedio. 

Esto es así porque los puntos intermedios o soluciones intermedias deben ser evaluadas antes de continuar, para involucrar a todas las personas afectadas y para sentir que tienen sentido las acciones porque cambian las cosas. 

Desde luego esta es mi opinión y espero que no estés totalmente de acuerdo, y que me lo hagas saber. 

Te espero en el próximo contenido. 

Ignacio de Miguel.